USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.

Un tributo a Asma Jahangir, campeona de los excluidos Un tributo a Asma Jahangir, campeona de los excluidos

Feb 132018

Un tributo a Asma Jahangir, campeona de los excluidos

La reputada defensora de los derechos humanos muere a la edad de 66 años. Hoy estamos tristes, pero mañana, y siempre, seguiremos su ejemplo

"Asma Jahangir mostró un gran coraje al defender los derechos humanos y la dignidad. La vamos a echar de menos", escribió en Twitter nuestra miembro de Nueva Zelanda, la Ex Primera Ministra Helen Clark. La suya fue tan solo una de las miles de reacciones de alrededor del mundo que loaron el trabajo de Asma Jahangir, una mujer que trabajó por otras mujeres, una persona que luchó sin tregua por los derechos de todos nosotros. 

Labró su reputación de activista de los derechos humanos denunciando los abusos del poder. El Secretario General de las Naciones Unidas, también miembro de la World Leadership Alliance - Club de Madrid, Antonio Guterres, dijo "hemos perdido a un gigante de los derechos humanos". Jahangir era Relatora Especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derechos humanos en Irán desde finales del año 2016. Del 1998 al 2004 fue Relatora Especial sobre ejecuciones extrajudiciales, sumarias o arbitrarias y del 2004 al 2010 fue Relatora Especial sobre la libertad de religión o de creencias. 

En calidad de jurista en Pakistan, su país natal, se opuso firmemente a los militares. En una ocasión, durante el gobierno de Zia, sobrevivió a un intento de asesinato. Recibía amenazas de muerte constantemente. A pesar de ello, jamás abandonó su lucha por la democracia, los derechos de la mujer, la inclusión social, la tolerancia y la paz.     

Miembros Relacionados

Colabora

Colabora

No podemos hacerlo solos

El Club de Madrid está comprometido con la democracia en todo el mundo.
Con tu apoyo podemos impulsar los valores democráticos y fomentar
el cambio social y político. Puedes ayudar a asegurar un futuro sostenible
para las próximas generaciones, uniendo nuestros esfuerzos de distintas
formas. Así es como puedes marcar la diferencia: