USO DE COOKIES

Utilizamos cookies propias y de terceros, analizando sus hábitos de navegación en nuestra página web, con la finalidad de garantizar la calidad, seguridad y mejora de los servicios ofrecidos a través de la misma. En los casos en que el usuario no manifieste expresamente si acepta o no la instalación de las cookies, pero continúe utilizando nuestra página web, se entenderá que éste ha dado su consentimiento, informándole expresamente de la posibilidad de bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador. Puede obtener más información a este respecto consultando nuestra “Política de Cookies”.

El-Keib, Abdurrahim El-Keib, Abdurrahim

El-Keib, Abdurrahim

Primer Ministro de Libia (2011-2012)

 Fecha y lugar de nacimiento:

1950. Trípoli, Libia

Carrera Política:

Abdurrahim El-Keib fue nombrado para el cargo de jefe del consejo gobernante interino del país con el entendimiento de que sería reemplazado cuando el Congreso General de la Nación fuese electo y tomase el poder. El-Keib obtuvo 26 de los 51 votos del Consejo Nacional de Transición Libio (CNT). A pesar de repetidos enfrentamientos con el CNT, su gabinete se mantuvo en el cargo hasta las elecciones nacionales.

Ejerciendo como Primer Ministro, la dedicación principal de El-Keib fue la política exterior. Bajo su mandato, Libia restauró las relaciones con EEUU, Reino Unido y otros países; El-Keib  además buscó colaborar con el mundo Islámico e incluso ayudó a la comunidad Islámica de EEUU durante dos décadas, convirtiéndose en un jugador clave en el diálogo interreligioso informal surgido a raíz de los atentados del once de Septiembre en Nueva York.

Durante su mandato, el-Keib y el CNT intercambiaron acusaciones airadas sobre quién fue el responsable del fracaso de la integración de los revolucionarios en las fuerzas gubernamentales, de la formación de un ejército nacional y de desarmar a las milicias, así como la supuesta pérdida de miles de millones de dólares en el tratamiento de los combatientes libios heridos en el extranjero. El-Keib sugirió que la mejor manera de desactivar la creciente crisis sería a través del aumento de la descentralización mediante la potenciación de los municipios y las provincias, y el traslado de una serie de empresas gubernamentales a regiones marginadas.

Colabora

Colabora

No podemos hacerlo solos

El Club de Madrid está comprometido con la democracia en todo el mundo.
Con tu apoyo podemos impulsar los valores democráticos y fomentar
el cambio social y político. Puedes ayudar a asegurar un futuro sostenible
para las próximas generaciones, uniendo nuestros esfuerzos de distintas
formas. Así es como puedes marcar la diferencia: